ONU Mujeres, Generación Igualdad

Video: Virginia Franganillo, Ana Falú y Norma Sanchís en ONU Mujeres

En 2020 se cumplirán 25 años desde que la Plataforma de Acción de Beijing estableció las metas de eliminación de  las barreras que impiden la participación igualitaria de las mujeres en todas las esferas de la vida.

Con motivo de aproximarse el aniversario, ONU Mujeres reunió el 22 de octubre de 2019 a renombradas activistas del proceso de la plataforma en Argentina. Virginia Franganillo, Ana Falú y Norma Sanchís formaron parte de los debates sobre los avances y desafíos.

Quiénes son los nuevos conquistadores

Por Luci Cavallero y Verónica Gago para Las/12, Página/12

Nota sobre el Seminario internacional «Perspectivas feministas contra a geopolitica global patriarcal e racista» que tuvo lugar en Salvador, Bahía, entre el 7 y el 9 de octubre de 2019.

QUIÉNES SON LOS NUEVOS CONQUISTADORES

Silvia Federici y la resistencia feminista del sur

FEMINISMOS. Las manifestaciones de las violencias en Latinoamérica se constituyen una nueva caza de brujxs y principal fuerza productiva de la región, cobrándose vidas y disciplinando a fuerza de invasiones, colonización, despojos, criminalización de cuerpos y de territorios. En su gira por Paraguay, Argentina y Brasil, la teórica y militante Silvia Federici habló sobre la ofensiva del laboratorio conservador neoliberal en el continente y de las luchas feministas, comunitarias y populares que resisten, mientras se reinventan en una trama plurinacional e internacionalista de rebelión y dignidad.

Desde San Salvador de Bahía

Estamos ante el despliegue cada vez más brutal y violento de una geopolítica patriarcal, racista y colonial. Los hechos de estos días en Ecuador sintetizan la escena del despojo a manos del Fondo Monetario Internacional, a través del “pack” neoliberal de medidas de ajuste que pusieron en estado de levantamiento a todo el territorio. Mientras tanto, Guatemala sigue con estado de sitio en diversas partes del país. Perú en crisis sistémica de su arquitectura democrática. Honduras y El Salvador con una represión sin pausa. Colombia en récord de asesinatos a luchadorxs territoriales. México con una escalada de femicidios. Argentina en el ojo de la tormenta de una crisis financiera que se traduce en empobrecimiento masivo y aumento de las violencias machistas. Y, en Brasil, el laboratorio extremo del conservadurismo neoliberal del continente, se militarizan las ciudades, se incendia el Amazonas a favor del agronegocio y se prohíbe por decreto hablar de “violencia obstétrica”. El efecto de conjunto no deja dudas: la violencia es, en este momento, la principal fuerza productiva, la que abre nuevos espacios de valorización para el capital a costa de invasiones, conquistas y criminalización de cuerpos y territorios concretos. Por eso, las escenas de la caza de brujas, de las privatizaciones de recursos comunes y de la persecución de las subjetividades rebeldes y heréticas de las que habla la teórica y militante Silvia Federici están repletas de actualidad. De estas cuestiones conversó en su gira por Paraguay, Argentina y Brasil en las últimas semanas. Sin embargo, a pesar de la contra-ofensiva (y de la renovación de formas de contra-insurgencia), esta región no logra ser pacificada. Y esto se debe a que las luchas feministas, comunitarias y populares logran sostener, reinventar y radicalizar una trama plurinacional, transnacional e internacionalista de resistencia y dignidad. Aquí una crónica de algunas de esas conversaciones de la feminista italiana más popular en América Latina.

La nueva conquista

“¿Quiénes son hoy los nuevos conquistadores y misioneros, los que nos permiten decir que estamos en un nuevo momento colonial?”, pregunta Federici, pañuelo verde al cuello, ante un auditorio repleto en la Universidad Federal de Bahía. Y responde sin dudarlo: “El FMI y sus gobiernos obedientes, los fundamentalismos religiosos que vuelven a acusar a las mujeres para destruir los entramados comunitarios históricos y los que se están creando ahora y las empresas extractivistas”. Los personajes no son medievales, sino a la altura del neoliberalismo conservador que ha relanzado su ataque en nombre de la “ideología de género” persiguiendo vidas y deseos que no se someten a la norma heteropatriarcal y a la austeridad como mandato de los planes de ajuste. “La esclavitud, la misoginia, la acusación a mujeres y pueblos indígenas de estar aliadxs con el demonio y la expropiación de tierras son el inicio colonial del capitalismo a manos de la Inquisición y el imperialismo que ayer y hoy se vuelven a disfrazar de acciones humanitarias y proceso civilizatorio”, agregó Federici.

La siguen en la conversación Vilma Reis, candidata a intendenta de la ciudad que suma dos escenas clave (luego de festejar el triunfo de tres parlamentarias negras en Portugal): el súper encarcelamiento de la población negra y pobre, y la llamada “guerra contra las drogas” como plan contra-insurgente que, desde Estados Unidos, sigue siendo la narrativa adoptada por los gobiernos para criminalizar los barrios y favelas y justificar los acribillamientos, a puro gatillo fácil. “Nosotras sobrevivimos a la travesía del Atlántico, como dijo Toni Morrison, y acá estamos alimentando una pedagogía de la desobediencia, ante los nuevos colonialismos: desde la industria farmacéutica a todas las formas de pacto patriarcal contra nuestro saberes”, dice frente al auditorio cada vez más repleto.

Luego, Carolina Rocha, investigadora de la caza de brujas en Brasil y autora del libro O Sabá do Sertão. Feticeiras, demónios e jesuitas no Piauí colonial (1750-1758) (El aquelarre del Sertón. Hechiceras, demonios y jesuitas en el Piauí colonial (1750-1758), habló de la estética política que impulsan las organizaciones neofundamentalistas pentecostales a favor de la intolerancia religiosa y agregó: “hoy todas tenemos en claro que el capitalismo neoliberal no subsiste sin el control de nuestros cuerpos, de las aguerridas del pueblo garífuna en Colombia a las mujeres kurdas, y a todas las que cultivan formas de feminismo popular. Hay que agregar que hoy también se criminaliza nuestra memoria histórica, que nos sirve para sentir que las que murieron quemadas están acá vivas entre nosotras”.

El debate siguió en el seminario internacional titulado “Perspectivas feministas contra la geopolítica global, patriarcal y racista”, organizado por el Instituto EQUIT de Brasil, a cargo de Graciela Rodríguez. Helena Silvestre, militante feminista afroindígena y escritora señaló: “En Brasil estamos en una línea estabilizada de escándalos diarios del gobierno, tanto en los dichos del presidente como en los ataques que se concentran en destruir derechos y servicios públicos. Al mismo tiempo, se está fortaleciendo una red de mujeres haciendo resistencia y llamando la atención sobre violencias estructurales que quieren pasar desapercibidas. Por ejemplo: hoy se está proponiendo la privatización de la enseñanza de niñes de 0 a 6 años, es decir, guarderías y jardines de infantes. Siguiendo el camino de otros servicios ya privatizados, sospechamos que esto quedará a cargo de organizaciones privadas y muchas con fines religiosos. En simultáneo, el gobernador de San Pablo acaba de acordar con Bolsonaro militarizar la gestión de la escuela primaria. Entonces, imagínense: niñes de 0 a 6 años a cargo de organizaciones religiosas y de 6 a 14 con gestión militarizada. Después de los 14 años ya podés ir directo a la cárcel. Ese es el modelo que está en la cabeza del gobierno brasileño”.

Las escuelas fueron un elemento de la resistencia de los últimos años en Brasil. La ocupación masiva en 2015 fue contundente y por eso hoy son un blanco de disciplinamiento en nombre de la “ideología de género”. Es en los establecimientos educativos que van desde la escuela primaria hasta las universidades donde se criminaliza la educación con perspectiva feminista porque abre un tipo de elaboración sobre el deseo que pone en suspenso el mandato de la familia heteropatriarcal como único destino posible para las vidas de adolescente y niñxs, generando un tipo de politización de lxs jóvenes que es perseguido en todo el continente. Esto es notable también en Chile, donde la ocupación de las escuelas por parte de fuerzas policiales (“los pacos” literalmente en los techos de algunos edificios emblemáticos de modo permanente) es otro caso extremo de esta caza de brujxs regional, criminalizando también la insurgencia de las nuevas generaciones que protagonizaron el mayo feminista en 2018, pero que viene de una continuo de fuerzas del movimiento estudiantil desde hace años. Hoy, junto al reclamo por educación pública para no tener que endeudarse para acceder a la universidad, se pide educación no sexista. Es cada vez más evidente cómo la recolonización financiera de nuestro continente que propone el neoliberalismo conservador exige en simultáneo la producción de juventudes endeudadas y disciplinadas bajo el mandato de la familia heteropatriarcal. Refuerza esta idea Lana de Holanda, joven activista trans-feminista, que trabajó como asesora de Marielle Franco y sigue militando en el PSOL. Ella explica que la caza de brujxs ataca hoy sobre todo a la población trans: “Lamentablemente el presidente autoritario fascista que tenemos es ejemplo del ciudadano medio brasileño, no es un monstruo aislado. Aquí vemos cómo el neoliberalismo está casado con el conservadurismo, especialmente encarnado por las iglesias evangélicas, y su resultado es más violencia y persecución contra la población LGBTIQ, especialmente a las personas trans, que en Brasil son las más asesinadas”.

Contra la globalidad de las finanzas, plurinacionalidad de luchas

Es un diagnóstico común en muchos países de la región que el sostenido incremento de los femicidios va en paralelo al avance de la financierización de nuestras vidas. La pregunta que aparece es cómo enfrentar la geografía global del capital financiero si restringimos nuestras prácticas políticas a un imaginario nacional, que atrasa, incentiva el racismo y es impotente frente a la avanzada neoliberal. “La deuda es el instrumento privilegiado para la reestructuración del capitalismo en sus momentos de crisis. Y tenemos que entender que el dinero sólo funciona como dinero en el capitalismo después del despojo”, explica Silvia Federici tras escuchar muchas intervenciones en el seminario y periodiza: dice que estamos en la cuarta década -después de la crisis de los años 70- que el capitalismo se recompone endeudando al tercer mundo y, en particular, a las mujeres y lxs trabajadorxs.

La retoma Francy Junior, militante lesbiana del Foro Permanente de Mujeres de Pernambuco: “Para nosotras, las mujeres del Amazonas, la deuda es culpa frente a los bancos cuando tenemos que pagar el precio altísimo del gas en un territorio que produce petróleo”. Ella habla de modelos predatorios que se anudan: endeudamiento y extractivismo. Esos modelos, dice, explican los incendios del Amazonas, que tienen en la zona franca de Manaos un punto de condensación de los megaproyectos extractivos, que van junto a la cesión forzosa de terrenos para entrenamiento del ejército, la construcción de un polo naval-portuario y de un polo turístico. Jessica Gonzaga Napoleáo Valois, joven militante del Colectivo Punta de Lanza, detalla que la construcción de la terminal portuaria Porto das Lajes, que será construida en el encuentro de las aguas del Amazonas, implica el desalojo de comunidades ribereñas que hoy están bajo el proceso de cesión obligatoria de sus tierras.

Violencia contra las mujeres, violencia contra las personas trans, contra las lesbianas y maricas, aborto, agroecología, cárcel, economía solidaria y popular y jubilaciones: de estos temas hablan las feministas de la ciudad del nordeste brasileño de Ceará, que aprovechan las filas que hacen las mujeres que van a cobrar el subsidio Bolsa Familia, en su mayoría del sector rural, a partir del 15 de cada mes, durante quince días, cuenta Liliana De Carvalho Silva, militante del Movimiento Ibiapabano de Mulheres. “Para nosotras conversar, hacer pedagogía popular feminista sobre estas cuestiones, en los lugares donde las mujeres tienen que pasar obligatoriamente tantas horas esperando, es fundamental. Ahí por ejemplo hicimos un trabajo de encuesta y de problematización sobre la reforma previsional que fue muy importante para visualizar cómo va a impactar sobre nosotras. También trabajamos organizando feria con las productoras agroecológicas, para que circulen sus productos y aprovechando la feria como espacios de formación feminista”. Escuchan y conversan ahora las mujeres del Sindicato de Trabajadoras Domésticas de Bahía diciendo que la lucha de clases en Brasil es lucha de razas. “Hemos pagado la universidad de nuestrxs hijxs con nuestro trabajo pero aún así, como población negra, aun siendo profesional no consiguen trabajo”.

Hay un punto que se reitera y vuelve al debate. Es la dinámica transnacional de luchas la que ha visibilizado los impactos del neo-extractivismo como fórmula de recolonización del continente y la que ha puesto en discusión las nuevas formas de explotación de los trabajos históricamente despreciados y mal pagos. Y por eso no es casual que la plurinacionalidad se presente hoy como una bandera de encuentros, asambleas y protestas. Se trata de la expresión de una composición concreta de las luchas más vitales en contra de la alianza neoliberal y conservadora. Y es empujada por las mujeres indígenas que en Argentina agitan queSomosPlurinacional/» target=»_blank»> #NosQueremosPlurinacional, de la campaña de muchas organizaciones y colectivas que gritan #SomosPlurinacional, de las compañeras de la campaña #MigrarNoEsDelito, de #NiUnaMigranteMenos y de la composición plurinacional histórica de las movimientos sociales y las asambleas feministas. Esa plurinacionalidad es también la del protagonismo indígena que empuja #ElParoNoPara y la resistencia de #MujeresContraElPaquetazo en Ecuador.

Se trata de un acumulado de luchas que tiene la tarea concreta de descolonizar nuestra lengua y nuestras prácticas, nuestros imaginarios y nuestros cuerpos. Y, sobre todo, ampliar esa dinámica plurinacional a otros debates: por ejemplo, al debate sindical. Compañeras del Comité de Trabajadoras y Sindicalistas de la Coordinadora 8M de Chile están pensando “un sistema plurinacional de cuidados” tal como lo ha argumentado recientemente la dirigente gremial Diva Millapan. También Delia Colque, de # NiUnaMigranteMenos, explicó en un encuentro intersindical con Silvia Federici que la semana pasada se realizó en Buenos Aires que “hoy las trabajadoras costureras, todas migrantes, estamos en mayor precariedad frente a las violencias machistas porque si denunciamos a las parejas violentas, enfrentamos el riesgo que se use esa denuncia para su deportación. Quedamos como trabajadoras migrantes rehenes de ese chantaje”. Por eso, Colque subrayó que es impensable un sindicalismo que no se haga cargo de la realidad migrante del trabajo, en general en los segmentos más precarizados de la economía. En el mismo encuentro, después de su nutrida agenda en Neuquén junto al Colectivo La Revuelta y la Intersindical NiUnaMenos, Federici subrayó que en Estados Unidos la dinámica sindical está siendo reinventada e impulsada por lxs trabajadorxs migrantes que en sectores como la docencia, la enfermería y varios servicios dan cuenta de unas nuevas modalidades de lucha: “Hoy en Estados Unidos donde hay un tasa bajísima de sindicalización de apenas el 8 por ciento, los sectores que están organizándose y revitalizando la lucha sindical son aquellos en donde hay una presencia mayoritaria de migrantes”.

Lo plurinacional, como fuerza transnacional concreta, es también una perspectiva y un método que permite tramar agenda común, que ensancha los cuerpos-territorios que nutren los feminismos movilizados. Federici se despide diciendo que estamos en “el punto cero de la revolución, que es cuando se pierde la ilusión en lo viejo y se comprende que todo se puede cambiar y que no hay cambio sin cambiarlo todo”.

Perspectivas feministas contra a geopolítica global patriarcal e racista

Seminario internacional

Seminário Internacional recebe a autora ítalo-americana Silvia Federici e representantes feministas de vários países para debater os impactos das mudanças na economia mundial sobre a vida das mulheres

Acompanhar e assimilar as transformações por que o mundo vem passando não é tarefa fácil. Mudaram as instituições, mudaram as formas de ser relacionar, mudou o mercado de trabalho, mudaram as expectativas, os direitos, as possibilidades de convivência e sobrevivência.

Com isso, surge a necessidade de encontrar novas estratégias para enfrentar essas mudanças sem abrir mão de convicções e necessidades já conquistadas pelas mulheres na nossa sociedade.

Depois de lotar o Memorial da América Latina em SP para o lançamento do seu segundo livro, a autora e uma das maiores historiadoras do nosso tempo, segue para o Nordeste através do trabalho do Instituto Eqüit – Gênero, Economia e Cidadania Global – para reunir, de 7 a 9 de outubro, em Salvador, Silvia Federici e importantes teóricas e militantes feministas brasileiras e internacionais no Seminário Internacional PERSPECTIVAS FEMINISTAS CONTRA A GEOPOLÍTICA GLOBAL PATRIARCAL e RACISTA.

O evento é realizado em parceria com o Coletivo de Mulheres do Calafate/AMB Bahia, o NEIM/PPGNEIM – UFBA, o Instituto Odara e a Rede de Mulheres Negras da Bahia,Red de Género y Comercio, Instituto Eqüit e Rebrip, e com o apoio do Fondo de Mujeres del Sur, Editora Elefante e Heinrich Böll Stiftung Brasil.

Colocará frente a frente importantes acadêmicas e ativistas feministas dos movimentos negro, indígena, de favelas, de comunidades com megaprojetos, tais como Verónica Gago e Luci Cavallero (Ni una Menos), da Argentina, Norma Sanchis e Alma Espino, (Rede de Gênero e Comércio), Tatiana Oliveira (UFRJ), Milca Martins do Sindoméstico da Bahia, Edilena Torino, do Povo Krikati, Antonia Melo, defensora do Xingu Vivo, Francy Jr. (Fórum de Mulheres de Manaus) dentre outras. Para compor a mesa de debates e comentar a apresentação de Silvia, convidamos uma importante representante dos movimentos feminista e negro da Bahia, Vilma Reis; e a escritora e historiadora Carolina Rocha, do Rio de Janeiro.

A autora Silvia Federici apresentará a conferência A caça às bruxas como instrumento da colonização patriarcal e racista na América Latina, referente ao seu primeiro livro em português Calibã e a bruxa: mulheres, corpo e acumulação primitiva. Além disso, lançará seu segundo livro em português (O ponto zero da revolução: trabalho doméstico, reprodução e luta feminista), ambos publicados pela Editora Elefante.

O objetivo do encontro é aprofundar a reflexão para tentar alcançar um bom diagnóstico da atual situação nacional e global, e pensar, coletivamente, nos desafios que as feministas têm pela frente.

“Precisamos fazer uma leitura da realidade que não somente faça a crítica cuidadosa ao progressismo desenvolvimentista, mas que saiba também ler e repensar as novas formas do trabalho e da acumulação capitalista, a multiplicidade de formatos das economias populares e de subsistência, as falências da institucionalidade estatal e o surgimento de atores e atrizes diversos e plurais em termos de gênero, raça, idades, identidades sexuais não heteronormativas e em soma de subjetividades”, explica a socióloga Graciela Rodriguez, coordenadora do I. Eqüit e idealizadora do evento.

PROGRAMA COMPLETO DO SEMINARIO:

Dia 7/10

Horário: 17:30 – 20:30hs:

Local: Instituto de Biologia – UFBA, Rua Barão de Jeremoabo, 625 – 665. Campus Ondina.

Mesa de abertura com entidades organizadoras:

Coletivo de Mulheres do Calafate; Instituto Odara; NEIM PPG-NEIM – Núcleo de Estudos Interdisciplinares sobre a Mulher – UFBA; RMNB – Rede de Mulheres Negras da Bahia. Instituto Equit /Rede de Gênero e Comercio / REBRIP.

Conferência a cargo de Silvia FEDERICI

A caça às bruxas como instrumento da colonização patriarcal e racista na América Latina”.

Debatedoras:

Vilma REIS

Carolina ROCHA

Rodada de comentários do público

 

Dia 08/10:

Três painéis – fóruns de debate

9:00hs

1 – Como viver num mundo hiperneoliberal – o sonho do desenvolvimento acabou.

Graciela RODRIGUEZ; Rosana PINHEIRO MACHADO (via Skype); Luciana BRITO

 

11:00hs

2 – Extrativismo ampliado: Imersos na colonialidade.

Verônica GAGO; Silvana Bahia (extrativismo digital); Marcela VECCHIONE (extrativismo nos territórios); Elionice Sacramento.

 

14:30hs

3 – Tramas econômicas das violências: das finanças aos corpos. (extrativismo financeiro)

Luci CAVALLERO; Norma, SANCHÍS; Paula SARNO; Maísa VALE

 

Dia 09/10:

Dois Painéis e debates

9:00hs

6 – Economias populares: da comunidade à fabrica social. Tecidos sociais comunitários (quilombos, favelas, aldeia, comunidades com megaprojetos, etc;) parindo as consciências decoloniais.

Tatiana OLIVEIRA; Edilena TORINO KRIKATI; Francy dos SANTOS; Antonia MELO; Eliete PARAGUASSU; Silvia Gladis BOO; Jazmín BERGEL.

 

14:00hs

7 – Os trabalhos invisibilizados e desvalorizados agora no centro do futuro do trabalho

Silvia FEDERICI; Alma ESPINO; Luciane REIS. Representante do Sindoméstico/Bahia; Michele ALMEIDA.

 

CIERRE PLENARIO: O feminismo antirracista enquanto insubmissão e horizonte emancipatório.

 

 

Horizontes del mercado laboral y la protección social para las mujeres

Debate virtual

 

HORIZONTES DEL MERCADO LABORAL Y LA PROTECCIÓN SOCIAL QUE SE AVECINAN PARA LAS MUJERES

Miércoles 25 de septiembre. 10 a 12 hs (Buenos Aires). Link para ver la hora en tu ciudad

Inscripción: asoc.lolamora@gmail.com

¿Qué nuevos desafíos traen las dinámicas laborales asociadas a la economía digital, los cambios tecnológicos, los vínculos contractuales flexibilizados o el trabajo por cuenta propia?

¿Cómo afectan a colectivos que ya estaban en desventaja como las mujeres y la diversidad sexual? ¿Son reales los beneficios proclamados? ¿En qué medida se acentúa el riesgo de vulnerar derechos, aumentar la discriminación, fortalecer estereotipos de género, debilitar la protección social?

  • Exponen:

El Futuro del trabajo, nuevas tecnologías y nuevas modalidades laborales y sus impactos de género. Precarización del trabajo a partir de las empresas de plataforma y el teletrabajo – SOFÍA SCASSERRA. Economista, investigadora y docente en el Instituto del Mundo del Trabajo Julio Godio (UNTREF). Asesora en temas económicos y de comercio internacional en FAECYS.

El futuro de la seguridad social ante un mundo del trabajo cada vez más precarizado y flexible. ¿Cuáles son las posibilidades de la protección social de las mujeres en la era del delivery y el emprendedurismo? – LUCÍA CORSIGLIA – Socióloga, especialista en Políticas Sociales. Docente e investigadora de la UNLP. Trabajadora de Pami. Integra la Comisión directiva de SUTEPA -sindicato de Pami- La Plata-CTA.

  •  Comentan:

-Alma Espino – CIEDUR, Red de Género y Comercio, Uruguay.

-Estela Díaz – Secretaría de Género CTA, Argentina.

-Graciela Rodríguez- Instituto Eqüit, Red de Género y Comercio, Brasil.

  • Presenta:

-Norma Sanchís – Asociación Lola Mora, Red de Género y Comercio, Argentina

  • Modera:

-Mariana Iturriza – Asociación Lola Mora, Red de Género y Comercio, Argentina

 

El debate se difundirá a través de una plataforma virtual cedida generosamente por la Fundación Friedrich Ebert, que permite la asistencia de público participante.

Por favor inscribirse en: asoc.lolamora@gmail.com y les enviaremos el link para asistir al debate.

Un acuerdo secreto para profundizar las desigualdades

Digamos NO al Acuerdo Unión Europea-Mercosur

El Mercosur cerró el 28 de junio de 2019 su mayor y más profundo acuerdo de libre comercio, dando un tiro de gracia a sus ya maltratadas economías nacionales.
El proceso de desindustrialización de los estados del Mercosur sigue así su marcha. Después de sucesivas batallas contra el «libre comercio» trabadas desde 1999, los movimientos sociales y pueblos de la región asisten a una nueva entrega de la soberanía de nuestros países. Especialmente Argentina y Brasil, países que todavía tendrían intereses defensivos de sus industrias nacionales – ahora gobernados por la derecha ultraneoliberal – abren incondicionalmente sus mercados hacia la UE.
Un acuerdo entre bloques asimétricos como el que acaba de ser firmado podrá profundizar las desigualdades actualmente existentes, corroborando la tendencia a exacerbación de la actual división del trabajo internacional, que cada vez más empuja a los países del Sur global hacia un destino exportador de materias primas.
Con el mismo discurso habitual de captación de inversiones y promoción del empleo justifican el cierre de un acuerdo que en prácticamente todos los ítems, (productos industriales, servicios, incluyendo servicios financieros y ambientales, transporte fluvial y marítimo, patentes, economía digital, etc.) refleja las profundas desigualdades de los bloques y que nos enfrentará al mayor desarrollo de las corporaciones europeas. La competitividad del Mercosur en puros términos capitalistas, sufrirá un golpe que puede ser mortal para las industrias aún sobrevivientes.
Pero posiblemente lo peor todavía esté por ser conocido. El secreto en que se negoció el acuerdo final, y las llamadas por los gobiernos europeos como «ofertas generosas» del Mercosur, mucho nos dicen de gobiernos como el de Bolsonaro y Macri, acríticos y sumisos a los poderosos gobiernos del Norte, y que ahora están con certeza comprometiendo el futuro de nuestros países y de una región que, verdaderamente integrada, podría enfrentar los dilemas del desarrollo y buscar superar las históricas desigualdades que desde la colonización aquí se han instalado.
El flagrante déficit democrático en países como Argentina y Brasil, que acaban siendo determinantes del accionar del bloque, permitió la firma de un acuerdo desconocido por el conjunto de la población y la sociedad civil y los actores que vinimos acompañando las negociaciones durante los últimos 20 años. Los principales impactos negativos se harán sentir justamente sobre tales actores sociales, con más desempleo y mayor desregulación económica y ambiental. Esto traerá más amplia financiación de las economías, junto con el aprovechamiento descontrolado de las riquezas naturales, solo para generar lucro y poder para las empresas transnacionales y reforzar la crisis estructural de nuestras economías dependientes.
También se debe tener en cuenta que tanto Juncker como Malmström mencionaron la cantidad de € 4 mil millones por año que ya no se pagarán por los derechos de importación al MERCOSUR. Dependiendo de los flujos comerciales actuales, las consecuencias de la pérdida de ese ingreso serán diferentes para los diferentes estados miembros del MERCOSUR, pero debe quedar claro que una pérdida de € 4 mil millones por año para la región tendrá serias consecuencias presupuestarias, ya sea menos gastos gubernamentales o impuestos más altos. Esto viene a la conclusión de que el MERCOSUR aparentemente cometió el error de acordar limitar el uso de impuestos a la exportación por parte del Mercosur.
Sabemos que aún falta la ratificación de los Congresos. Se abre así el período para la última batalla contra este acuerdo, Necesitamos movilizar esfuerzos para bloquear este acuerdo que abre el camino para el vaciamiento económico y la inestabilidad regional.
¡¡Digamos NO al Acuerdo UE/MERCOSUR!!

#NoAlAcuerdoMercosurUE

 

UM ACORDO SECRETO PARA APROFUNDAR AS DESIGUALDADES

O Mercosul fechou em 28 de junho de 2019, seu maior e mais profundo acordo de livre comercio, dando um tiro de graça as suas já combalidas economias nacionais.

O processo de desindustrialização dos estados do Mercosul segue assim sua marcha. Depois de sucessivas batalhas contra o “livre comércio” travadas durante 20 anos, os movimentos sociais e povos da região assistem a mais uma entrega da soberania de nossos países. Especialmente Argentina e Brasil, países que teriam ainda interesses defensivos de suas indústrias nacionais – governados agora pela direita ultraneoliberal – abrem incondicionalmente seus mercados para a EU.

Um acordo entre blocos assimétricos como o que acaba de ser assinado poderá aprofundar as desigualdades atualmente existentes, corroborando a tendência a exacerbação da atual divisão do trabalho internacional, que cada vez mais empurra os países do Sul global para um destino exportador de matérias primas.

Com o mesmo discurso habitual de captação de investimentos e promoção do emprego justificam o fechamento de um acordo que em praticamente todos os itens, (produtos industriais, serviços, incluindo serviços financeiros e ambientais, transporte fluvial e marítimo, patentes e economia digital, etc.) reflete as profundas desigualdades dos blocos e que nos enfrentará ao maior desenvolvimento das corporações europeias. A competitividade do Mercosul em puros termos capitalistas, vivenciará um golpe que pode ser mortal para as industrias ainda sobreviventes.

Mas possivelmente o pior esteja ainda por ser conhecido. O sigilo em que foi negociado o acordo final, e as chamadas pelos governos europeus como “ofertas generosas” do Mercosul, muito nos dizem de governos como o de Bolsonaro e Macri, provadamente acríticos e submissos aos poderosos governos do Norte, e que agora estão com certeza comprometendo o futuro de nossos países e de uma região que, verdadeiramente integrada, poderia enfrentar os dilemas do desenvolvimento e buscar superar as históricas desigualdades que desde a colonização aqui se instalaram.

O flagrante déficit democrático em países como Argentina e Brasil, que acabam sendo determinantes do acionar do bloco, permitiu a assinatura de um acordo desconhecido pela população e pela sociedade civil e os principais atores que viemos acompanhando as negociações durante os últimos 20 anos. Os principais impactos negativos se farão sentir justamente sobre tais atores sociais, com mais desemprego e maior desregulação econômica e ambiental, gerando mais ampla financeirização das economias, e o aproveitamento descontrolado das riquezas naturais, só para gerar lucro e poder para as empresas transnacionais e reforçar a crise estrutural de nossas economias dependentes.

Sabemos que ainda falta a ratificação dos Congressos. Abre-se assim o período para a última batalha contra este acordo, precisamos mobilizar esforços para barrar este acordo que abre o caminho para o esvaziamento econômico e a instabilidade regional.

Equidad de género laboral. Dos paradigmas

Por Mariana Iturriza
Gobierno de la Ciudad: de empresarios, funcionarios y emprendedoras

El miércoles 5 de junio tuvieron lugar en la Ciudad de Buenos Aires dos hechos relacionados con el mundo del trabajo y la situación de las mujeres que merecen, cuanto menos, una reflexión.

Por la mañana, el gobierno de la Ciudad organizó en un CGP de Parque Patricios el evento “Igualdad de género en el mercado de trabajo de la Ciudad de Buenos Aires. El progreso de las mujeres en la Ciudad: diálogo público-privado para la igualdad de género en el mercado de trabajo”.

En la página web de inscripción se explica que: “compartiremos desafíos y soluciones efectivas para lograr mayores niveles de igualdad en: Participación laboral / Puestos de decisión / Brecha salarial / Conciliación trabajo-vida familiar / Mujeres emprendedoras”.

Descontando el hecho de que lxs expositorxs sobre la igualdad de género laboral eran en su mayoría varones, funcionarios del gobierno y CEOs de empresas, cabe preguntarse cómo piensan implementar esas “soluciones efectivas” en una Ciudad cuyo gobierno adscribe a las políticas neoliberales, que destinan cada vez menos recursos a la salud, la educación y la seguridad social de los sectores más vulnerables, lo cual repercute directamente en la realidad de las mujeres, que son quienes realizan mayormente las tareas de cuidado que el Estado abandona. En una Ciudad donde cada vez hay más personas viviendo en la calle y más desocupadxs. Y dicho, cuando hay crisis y ajuste, las mujeres son las primeras despedidas.

El caballito de batalla de las “mujeres emprendedoras” quizás sea a lo que se refieren cuando hablan de “soluciones efectivas”. Solución efectiva para los empresarios y para el Gobierno quizás, porque detrás de este concepto se esconde la precarización laboral, donde no hay empleadores que tengan que pagar un salario, aguinaldo ni obra social, ni licencia por embarazo, por parto ni por cuidado de enfermos de la familia (tarea que, como dijimos, recae mayormente en las mujeres).

Un proyecto de Ley para la creación de un Sistema integral de Cuidados en la Ciudad de Buenos Aires

Un cariz muy diferente tuvo el encuentro que se dio el mismo 5 de junio por la tarde en la sede de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA). El legislador de la Ciudad Carlos Tomada dio a conocer su Proyecto de Ley para crear un Sistema integral de cuidados de la Ciudad de Buenos Aires, junto a varias dirigentes y secretarias de Género de sindicatos. Las trabajadoras estuvieron ampliamente representadas también entre el público.

El proyecto, que ya fue presentado en la Legislatura Porteña, en su artículo 2° establece que “se reconoce el valor económico, social y cultural de las tareas de cuidado, su impacto en la distribución desigual entre los géneros del mercado laboral, y su importancia en el camino hacia el pleno goce de la ciudadanía y el bienestar de la población”.

Tomada aclaró que, más que una ley, el proyecto se piensa como un sistema. “Estamos hablando sobre todo del rol del Estado; cuando hablamos del trabajo de cuidado estamos hablando de un rol social que hoy está desigualmente distribuido. Por empezar porque recae básicamente sobre la espalda de las mujeres. Entonces hablamos del Estado en su rol de organizador, regulador y facilitador del sistema de cuidados”.

Vanesa Siley, diputada nacional y secretaria general del Sindicato de los Trabajadores Judiciales de CABA, hizo mención a la moratoria previsional implementada durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para quienes no habían podido realizar sus aportes jubilatorios. Conocida popularmente como la “jubilación de amas de casa”, porque el 86% de las beneficiarias son mujeres, significó una forma de reconocimiento de ese trabajo no remunerado, o ni siquiera considerado trabajo, que realizan las mujeres, además de permitir la jubilación de trabajadrxs informales, y aquí también la mayoría está conformada por mujeres.

El presidente Mauricio Macri, siguiendo las exigencias del FMI, anunció el final de estas moratorias para el mes de julio. Siley contó que ese mismo día habían presentado junto a la diputada Luana Volnovich un proyecto de ley en el Congreso Nacional para que “volvamos a tener este sistema previsional que nos incluya a todas las trabajadoras; porque trabajadoras, efectivamente, somos todas: en la casa, en relación de dependencia y en la economía popular también.”

Participaron también de la presentación del proyecto del sistema de cuidados Susana Benítez, del Sindicato Argentino de Televisión (Satsaid) y Mónica Ameneiros, secretaria de Género de APA, quienes explicaron desde la realidad que se vive día a día en sus lugares de trabajo, los avances y retrocesos en la participación de las mujeres en la actividad gremial, así como la importancia de una distribución equitativa de las tareas de cuidado.

 

Algunos detalles del proyecto de ley para la conformación del Sistema integral de cuidados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

En su artículo 2 (“Definición”) dice: “El cuidado es un derecho y una función social, compuesto por todas aquellas acciones y tareas destinadas a la satisfacción de necesidades de las personas que no puedan procurarse las mismas por sus propios medios, provistas por otros sujetos, instituciones, agencias o grupos de personas. Constituye un modelo solidario y corresponsable entre familias, Estado, comunidad y mercado.”

En el artículo 6 (“Población destinataria”): “La población destinataria del Sistema Integral de Cuidados está compuesta por la infancia (de 0 a 13 años), las personas con discapacidad en situación de dependencia y los adultos mayores en situación de dependencia, pudiendo ser el estado de dependencia permanente o transitorio.”

Más adelante establece que se creará una línea de subsidio “a los efectos de garantizar la prestación de cuidados a la población destinataria de la presente ley que no cuente con los medios suficientes para procurar el pago de la misma”.

Habrá además un Registro de Prestadores/as de Cuidados y será un requisito para inscribirse, contar con una capacitación mínima.

El Estado estará presente como regulador, organizador y facilitador de este sistema integral de cuidados.

Mujeres ante la crisis: ¿endeudarse para vivir?

INVESTIGACIÓN

Este cuadernillo intenta ser un aporte en la visibilización de un fenómeno que ya es parte de las estrategias de los sectores populares para reproducir sus vidas. Pedir un préstamo y contraer una deuda no tiene ya como destino refaccionar la casa, comprar un electrodoméstico y menos aun, renovar una máquina del emprendimiento productivo familiar, sino atender la subsistencia misma de la familia: alimentos, útiles escolares, cargar la SUBE, pagar la luz o la garrafa de gas.

El endeudamiento de los sectores populares con el propósito de cubrir la reproducción cotidiana está básicamente en manos de las mujeres en concordancia con los roles de género socialmente asignados, y es una situación que requiere ser abordada con una mirada feminista.

Estudios socioeconómicos se complementan con un trabajo de campo realizado durante los meses de marzo y abril de 2019 en una villa de la Ciudad de Buenos Aires y en un barrio del partido de Moreno del conurbano bonaerense, con mujeres de hogares en torno a la línea de indigencia, en situación de pobreza estructural y mujeres en torno a la línea de pobreza, pobres y clase media empobrecida.

La investigación fue realizada con el apoyo de Fondo de Mujeres del Sur y Liderando desde el Sur para el proyecto Equidad de género con justicia económica.

El cuadernillo se puede descargar gratuitamente aquí

28M: Un nuevo martes verde

El aborto legal, seguro y gratuito es justicia social
Argentina: el reclamo por el aborto

En el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres se presenta en el Congreso el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.
Para acompañar esta acción, la marea verde volverá a las calles, con actos de apoyo en toda Latinoamérica.
2019¡¡Que sea ley!!

Si hablamos de violencias de género, en Argentina, el derecho al aborto legal, seguro y gratuito es una deuda pendiente. Y no solo es violencia por la imposición de una decisión sobre el deseo y el cuerpo de otras, sino también por motivos económicos y sociales.

El aborto es un hecho. Existe. Se realizan cerca de 500.000 por año. El aborto clandestino es la principal causa individual de mortalidad en mujeres embarazadas.

Acceder a un aborto en condiciones de mediana seguridad es caro, y si bien todas corren riesgos, las que mueren son mayormente quienes tienen menos recursos económicos.

Detrás de las barreras que impiden acceder al aborto se esconde un negocio millonario en el que se juegan poderosos intereses.

En el país, 3000 niñas y adolescentes son madres anualmente. De esos casos, 8 de cada 10 son embarazos no deseados.

Y nuevamente, las jóvenes de sectores populares son las que llevan la peor parte, ya que deben relegar su formación y trabajo para dedicarse a las tareas de cuidado.

La negación del acceso al aborto legal, seguro y gratuito es un mecanismo de reproducción de la desigualdad.

El aborto legal, seguro y gratuito es justicia social.

Horarios de marchas y pañuelazos en Argentina hoy:

CABA: Congreso Nacional. 17 hs

Bahia Blanca: Plaza Rivadavia. 17 hs.

Rosario: Facultad de Humanidades 16 hs

Cordoba: Museo de antropología 17 hs

Jujuy: Plaza Belgrano 17 hs

Mendoza: Plaza Independencia de 17 a 20

Salta: Plaza de la Legislatura, desde 16.30 hs

Bariloche: Onelli y Moreno 17 hs

Viedma: Plaza Alsina 18 hs

Cipoletti: Irigoyen y España 18 hs

Gral. Roca: Av Roca y Tucumán 17.30 hs

 

Una mirada feminista sobre una región convulsionada

LECTURAS

Las feministas no nos callamos más. Y este libro es prueba de ello. Con los recursos de la teoría feminista y la economía feminista, nos proponemos identificar y poner en evidencia la trama que se genera entre la geopolítica y la economía global con los mandatos del patriarcado, que pretenden confinar a las mujeres en una posición desventajosa, subordinada y amenazada.
«América Latina; una mirada feminista sobre una región convulsionada» reúne voces de feministas provenientes de distintas prácticas, experiencias, organizaciones y países, de diferentes sectores de actividad y con prioridades de agenda diversas para potenciar una denuncia clara y contundente frente a las opresiones capitalistas y patriarcales, contra las que nos rebelamos y luchamos.

La Red de Género y Comercio viene desarrollando una serie de acciones para trazar puentes y develar las conexiones entre modelos de desarrollo, movimientos del capitalismo financiero o decisiones de los acuerdos comerciales, y las vidas cotidianas en las familias, las comunidades y los ámbitos laborales.

Compilado por Norma Sanchís, pueden encontrarse allí textos de Mariama Williams, Mónica Peralta Ramos, Graciela Rodríguez,  Marilin Cañio,  Mónica Vargas, Cecilia Alemany, Verónica Serafini, Sandra Quintela, Alma Espino, Estela Díaz, Sofía Scasserra,  Gabriela Nacht y Violeta Boronat Pont,  Mônica Francisco, Ana Falú, Luci Cavallero, María Pía López y Lana de Holanda.

Fue realizado con el apoyo de Fondo de Mujeres del Sur y Liderando desde el Sur para el proyecto Equidad de género con justicia económica.

El libro se puede descargar gratuitamente aquí

Observatorio de ODS

 

CIEDUR y la Red Género y Comercio ponen a disposición del público en general el Observatorio de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)* con enfoque de género para los países del Mercosur.

El Observatorio

El Observatorio forma parte del Proyecto «Justicia económica con equidad de género», realizada con el apoyo financiero de Liderando Desde el Sur y Fondo de Mujeres del Sur Fondo Fms.

Contiene información actualizada a marzo de 2019 sobre el ODS 5 “Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas”. Fue realizado en base a información oficial que estaba dispersa en distintos sitios web y ofrece una mirada crítica al avance en las metas planteadas.

Algunas observaciones:
  • Solo Uruguay reconoce que cuenta con marco jurídico para promover, hacer cumplir y supervisar la igualdad y la no discriminación por motivos de género.
  • A pesar de ser un flagelo social, no hay información sobre violencia de género. Sólo Uruguay informa el porcentaje de mujeres que han sufrido violencia: 17,9% de las mujeres que han tenido pareja y es más frecuente entre las menores de 35 años (cerca del 30%).
  • Brasil y Paraguay son los países con niveles más elevados de matrimonio infantil (menores de 15 años). En Brasil es 5,9% (2013) y en Paraguay es 3,6% (2016). El promedio para América Latina es 6,8%.
  • La tasa de embarazo adolescente de los países del Mercosur y América Latina es similar y una de las más altas del mundo: se ubica en 64-68 por cada mil mujeres de 15-19 años.
  • Las mujeres realizan el triple o más del trabajo necesario para el mantenimiento y reproducción de la vida humana.
  • Cerca del 40% de las bancas parlamentarias son ocupadas por mujeres en Argentina, en Uruguay solo 20%, en Paraguay el 14% y en Brasil, 11%.
  • La participación de mujeres en cargos directivos es del 40% en Brasil. En Argentina y Uruguay, del 30-33%.
  • Las mujeres argentinas tienen menor acceso al uso de métodos anticonceptivos y mayor demanda de planificación familiar insatisfecha, lo que significa un menor ejercicio de los derechos de salud sexual y reproductiva.
Aportar datos al Observatorio

Aspiramos a incluir los sitios web e informes que elaboran las organizaciones de la sociedad civil sobre la temática. Participar

 

* Los 17 ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) conforman un conjunto de objetivos globales adoptados en 2015 por los países de la ONU para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse para el 2030.

La Red de Género y Comercio reúne a mujeres latinoamericanas interesadas en investigar y difundir los efectos diferenciales de las políticas económicas y los acuerdos comerciales, y los intereses que motorizan las corporaciones transnacionales y otros actores económicos y sociales en la región.

Envianos un Mensaje