Perspectivas feministas contra a geopolítica global patriarcal e racista

Seminario internacional

Seminário Internacional recebe a autora ítalo-americana Silvia Federici e representantes feministas de vários países para debater os impactos das mudanças na economia mundial sobre a vida das mulheres

Acompanhar e assimilar as transformações por que o mundo vem passando não é tarefa fácil. Mudaram as instituições, mudaram as formas de ser relacionar, mudou o mercado de trabalho, mudaram as expectativas, os direitos, as possibilidades de convivência e sobrevivência.

Com isso, surge a necessidade de encontrar novas estratégias para enfrentar essas mudanças sem abrir mão de convicções e necessidades já conquistadas pelas mulheres na nossa sociedade.

Depois de lotar o Memorial da América Latina em SP para o lançamento do seu segundo livro, a autora e uma das maiores historiadoras do nosso tempo, segue para o Nordeste através do trabalho do Instituto Eqüit – Gênero, Economia e Cidadania Global – para reunir, de 7 a 9 de outubro, em Salvador, Silvia Federici e importantes teóricas e militantes feministas brasileiras e internacionais no Seminário Internacional PERSPECTIVAS FEMINISTAS CONTRA A GEOPOLÍTICA GLOBAL PATRIARCAL e RACISTA.

O evento é realizado em parceria com o Coletivo de Mulheres do Calafate/AMB Bahia, o NEIM/PPGNEIM – UFBA, o Instituto Odara e a Rede de Mulheres Negras da Bahia,Red de Género y Comercio, Instituto Eqüit e Rebrip, e com o apoio do Fondo de Mujeres del Sur, Editora Elefante e Heinrich Böll Stiftung Brasil.

Colocará frente a frente importantes acadêmicas e ativistas feministas dos movimentos negro, indígena, de favelas, de comunidades com megaprojetos, tais como Verónica Gago e Luci Cavallero (Ni una Menos), da Argentina, Norma Sanchis e Alma Espino, (Rede de Gênero e Comércio), Tatiana Oliveira (UFRJ), Milca Martins do Sindoméstico da Bahia, Edilena Torino, do Povo Krikati, Antonia Melo, defensora do Xingu Vivo, Francy Jr. (Fórum de Mulheres de Manaus) dentre outras. Para compor a mesa de debates e comentar a apresentação de Silvia, convidamos uma importante representante dos movimentos feminista e negro da Bahia, Vilma Reis; e a escritora e historiadora Carolina Rocha, do Rio de Janeiro.

A autora Silvia Federici apresentará a conferência A caça às bruxas como instrumento da colonização patriarcal e racista na América Latina, referente ao seu primeiro livro em português Calibã e a bruxa: mulheres, corpo e acumulação primitiva. Além disso, lançará seu segundo livro em português (O ponto zero da revolução: trabalho doméstico, reprodução e luta feminista), ambos publicados pela Editora Elefante.

O objetivo do encontro é aprofundar a reflexão para tentar alcançar um bom diagnóstico da atual situação nacional e global, e pensar, coletivamente, nos desafios que as feministas têm pela frente.

“Precisamos fazer uma leitura da realidade que não somente faça a crítica cuidadosa ao progressismo desenvolvimentista, mas que saiba também ler e repensar as novas formas do trabalho e da acumulação capitalista, a multiplicidade de formatos das economias populares e de subsistência, as falências da institucionalidade estatal e o surgimento de atores e atrizes diversos e plurais em termos de gênero, raça, idades, identidades sexuais não heteronormativas e em soma de subjetividades”, explica a socióloga Graciela Rodriguez, coordenadora do I. Eqüit e idealizadora do evento.

PROGRAMA COMPLETO DO SEMINARIO:

Dia 7/10

Horário: 17:30 – 20:30hs:

Local: Instituto de Biologia – UFBA, Rua Barão de Jeremoabo, 625 – 665. Campus Ondina.

Mesa de abertura com entidades organizadoras:

Coletivo de Mulheres do Calafate; Instituto Odara; NEIM PPG-NEIM – Núcleo de Estudos Interdisciplinares sobre a Mulher – UFBA; RMNB – Rede de Mulheres Negras da Bahia. Instituto Equit /Rede de Gênero e Comercio / REBRIP.

Conferência a cargo de Silvia FEDERICI

A caça às bruxas como instrumento da colonização patriarcal e racista na América Latina”.

Debatedoras:

Vilma REIS

Carolina ROCHA

Rodada de comentários do público

 

Dia 08/10:

Três painéis – fóruns de debate

9:00hs

1 – Como viver num mundo hiperneoliberal – o sonho do desenvolvimento acabou.

Graciela RODRIGUEZ; Rosana PINHEIRO MACHADO (via Skype); Luciana BRITO

 

11:00hs

2 – Extrativismo ampliado: Imersos na colonialidade.

Verônica GAGO; Silvana Bahia (extrativismo digital); Marcela VECCHIONE (extrativismo nos territórios); Elionice Sacramento.

 

14:30hs

3 – Tramas econômicas das violências: das finanças aos corpos. (extrativismo financeiro)

Luci CAVALLERO; Norma, SANCHÍS; Paula SARNO; Maísa VALE

 

Dia 09/10:

Dois Painéis e debates

9:00hs

6 – Economias populares: da comunidade à fabrica social. Tecidos sociais comunitários (quilombos, favelas, aldeia, comunidades com megaprojetos, etc;) parindo as consciências decoloniais.

Tatiana OLIVEIRA; Edilena TORINO KRIKATI; Francy dos SANTOS; Antonia MELO; Eliete PARAGUASSU; Silvia Gladis BOO; Jazmín BERGEL.

 

14:00hs

7 – Os trabalhos invisibilizados e desvalorizados agora no centro do futuro do trabalho

Silvia FEDERICI; Alma ESPINO; Luciane REIS. Representante do Sindoméstico/Bahia; Michele ALMEIDA.

 

CIERRE PLENARIO: O feminismo antirracista enquanto insubmissão e horizonte emancipatório.

 

 

Horizontes del mercado laboral y la protección social para las mujeres

Debate virtual

 

HORIZONTES DEL MERCADO LABORAL Y LA PROTECCIÓN SOCIAL QUE SE AVECINAN PARA LAS MUJERES

Miércoles 25 de septiembre. 10 a 12 hs (Buenos Aires). Link para ver la hora en tu ciudad

Inscripción: asoc.lolamora@gmail.com

¿Qué nuevos desafíos traen las dinámicas laborales asociadas a la economía digital, los cambios tecnológicos, los vínculos contractuales flexibilizados o el trabajo por cuenta propia?

¿Cómo afectan a colectivos que ya estaban en desventaja como las mujeres y la diversidad sexual? ¿Son reales los beneficios proclamados? ¿En qué medida se acentúa el riesgo de vulnerar derechos, aumentar la discriminación, fortalecer estereotipos de género, debilitar la protección social?

  • Exponen:

El Futuro del trabajo, nuevas tecnologías y nuevas modalidades laborales y sus impactos de género. Precarización del trabajo a partir de las empresas de plataforma y el teletrabajo – SOFÍA SCASSERRA. Economista, investigadora y docente en el Instituto del Mundo del Trabajo Julio Godio (UNTREF). Asesora en temas económicos y de comercio internacional en FAECYS.

El futuro de la seguridad social ante un mundo del trabajo cada vez más precarizado y flexible. ¿Cuáles son las posibilidades de la protección social de las mujeres en la era del delivery y el emprendedurismo? – LUCÍA CORSIGLIA – Socióloga, especialista en Políticas Sociales. Docente e investigadora de la UNLP. Trabajadora de Pami. Integra la Comisión directiva de SUTEPA -sindicato de Pami- La Plata-CTA.

  •  Comentan:

-Alma Espino – CIEDUR, Red de Género y Comercio, Uruguay.

-Estela Díaz – Secretaría de Género CTA, Argentina.

-Graciela Rodríguez- Instituto Eqüit, Red de Género y Comercio, Brasil.

  • Presenta:

-Norma Sanchís – Asociación Lola Mora, Red de Género y Comercio, Argentina

  • Modera:

-Mariana Iturriza – Asociación Lola Mora, Red de Género y Comercio, Argentina

 

El debate se difundirá a través de una plataforma virtual cedida generosamente por la Fundación Friedrich Ebert, que permite la asistencia de público participante.

Por favor inscribirse en: asoc.lolamora@gmail.com y les enviaremos el link para asistir al debate.

Un acuerdo secreto para profundizar las desigualdades

Digamos NO al Acuerdo Unión Europea-Mercosur

El Mercosur cerró el 28 de junio de 2019 su mayor y más profundo acuerdo de libre comercio, dando un tiro de gracia a sus ya maltratadas economías nacionales.
El proceso de desindustrialización de los estados del Mercosur sigue así su marcha. Después de sucesivas batallas contra el «libre comercio» trabadas desde 1999, los movimientos sociales y pueblos de la región asisten a una nueva entrega de la soberanía de nuestros países. Especialmente Argentina y Brasil, países que todavía tendrían intereses defensivos de sus industrias nacionales – ahora gobernados por la derecha ultraneoliberal – abren incondicionalmente sus mercados hacia la UE.
Un acuerdo entre bloques asimétricos como el que acaba de ser firmado podrá profundizar las desigualdades actualmente existentes, corroborando la tendencia a exacerbación de la actual división del trabajo internacional, que cada vez más empuja a los países del Sur global hacia un destino exportador de materias primas.
Con el mismo discurso habitual de captación de inversiones y promoción del empleo justifican el cierre de un acuerdo que en prácticamente todos los ítems, (productos industriales, servicios, incluyendo servicios financieros y ambientales, transporte fluvial y marítimo, patentes, economía digital, etc.) refleja las profundas desigualdades de los bloques y que nos enfrentará al mayor desarrollo de las corporaciones europeas. La competitividad del Mercosur en puros términos capitalistas, sufrirá un golpe que puede ser mortal para las industrias aún sobrevivientes.
Pero posiblemente lo peor todavía esté por ser conocido. El secreto en que se negoció el acuerdo final, y las llamadas por los gobiernos europeos como «ofertas generosas» del Mercosur, mucho nos dicen de gobiernos como el de Bolsonaro y Macri, acríticos y sumisos a los poderosos gobiernos del Norte, y que ahora están con certeza comprometiendo el futuro de nuestros países y de una región que, verdaderamente integrada, podría enfrentar los dilemas del desarrollo y buscar superar las históricas desigualdades que desde la colonización aquí se han instalado.
El flagrante déficit democrático en países como Argentina y Brasil, que acaban siendo determinantes del accionar del bloque, permitió la firma de un acuerdo desconocido por el conjunto de la población y la sociedad civil y los actores que vinimos acompañando las negociaciones durante los últimos 20 años. Los principales impactos negativos se harán sentir justamente sobre tales actores sociales, con más desempleo y mayor desregulación económica y ambiental. Esto traerá más amplia financiación de las economías, junto con el aprovechamiento descontrolado de las riquezas naturales, solo para generar lucro y poder para las empresas transnacionales y reforzar la crisis estructural de nuestras economías dependientes.
También se debe tener en cuenta que tanto Juncker como Malmström mencionaron la cantidad de € 4 mil millones por año que ya no se pagarán por los derechos de importación al MERCOSUR. Dependiendo de los flujos comerciales actuales, las consecuencias de la pérdida de ese ingreso serán diferentes para los diferentes estados miembros del MERCOSUR, pero debe quedar claro que una pérdida de € 4 mil millones por año para la región tendrá serias consecuencias presupuestarias, ya sea menos gastos gubernamentales o impuestos más altos. Esto viene a la conclusión de que el MERCOSUR aparentemente cometió el error de acordar limitar el uso de impuestos a la exportación por parte del Mercosur.
Sabemos que aún falta la ratificación de los Congresos. Se abre así el período para la última batalla contra este acuerdo, Necesitamos movilizar esfuerzos para bloquear este acuerdo que abre el camino para el vaciamiento económico y la inestabilidad regional.
¡¡Digamos NO al Acuerdo UE/MERCOSUR!!

#NoAlAcuerdoMercosurUE

 

UM ACORDO SECRETO PARA APROFUNDAR AS DESIGUALDADES

O Mercosul fechou em 28 de junho de 2019, seu maior e mais profundo acordo de livre comercio, dando um tiro de graça as suas já combalidas economias nacionais.

O processo de desindustrialização dos estados do Mercosul segue assim sua marcha. Depois de sucessivas batalhas contra o “livre comércio” travadas durante 20 anos, os movimentos sociais e povos da região assistem a mais uma entrega da soberania de nossos países. Especialmente Argentina e Brasil, países que teriam ainda interesses defensivos de suas indústrias nacionais – governados agora pela direita ultraneoliberal – abrem incondicionalmente seus mercados para a EU.

Um acordo entre blocos assimétricos como o que acaba de ser assinado poderá aprofundar as desigualdades atualmente existentes, corroborando a tendência a exacerbação da atual divisão do trabalho internacional, que cada vez mais empurra os países do Sul global para um destino exportador de matérias primas.

Com o mesmo discurso habitual de captação de investimentos e promoção do emprego justificam o fechamento de um acordo que em praticamente todos os itens, (produtos industriais, serviços, incluindo serviços financeiros e ambientais, transporte fluvial e marítimo, patentes e economia digital, etc.) reflete as profundas desigualdades dos blocos e que nos enfrentará ao maior desenvolvimento das corporações europeias. A competitividade do Mercosul em puros termos capitalistas, vivenciará um golpe que pode ser mortal para as industrias ainda sobreviventes.

Mas possivelmente o pior esteja ainda por ser conhecido. O sigilo em que foi negociado o acordo final, e as chamadas pelos governos europeus como “ofertas generosas” do Mercosul, muito nos dizem de governos como o de Bolsonaro e Macri, provadamente acríticos e submissos aos poderosos governos do Norte, e que agora estão com certeza comprometendo o futuro de nossos países e de uma região que, verdadeiramente integrada, poderia enfrentar os dilemas do desenvolvimento e buscar superar as históricas desigualdades que desde a colonização aqui se instalaram.

O flagrante déficit democrático em países como Argentina e Brasil, que acabam sendo determinantes do acionar do bloco, permitiu a assinatura de um acordo desconhecido pela população e pela sociedade civil e os principais atores que viemos acompanhando as negociações durante os últimos 20 anos. Os principais impactos negativos se farão sentir justamente sobre tais atores sociais, com mais desemprego e maior desregulação econômica e ambiental, gerando mais ampla financeirização das economias, e o aproveitamento descontrolado das riquezas naturais, só para gerar lucro e poder para as empresas transnacionais e reforçar a crise estrutural de nossas economias dependentes.

Sabemos que ainda falta a ratificação dos Congressos. Abre-se assim o período para a última batalha contra este acordo, precisamos mobilizar esforços para barrar este acordo que abre o caminho para o esvaziamento econômico e a instabilidade regional.

Equidad de género laboral. Dos paradigmas

Por Mariana Iturriza
Gobierno de la Ciudad: de empresarios, funcionarios y emprendedoras

El miércoles 5 de junio tuvieron lugar en la Ciudad de Buenos Aires dos hechos relacionados con el mundo del trabajo y la situación de las mujeres que merecen, cuanto menos, una reflexión.

Por la mañana, el gobierno de la Ciudad organizó en un CGP de Parque Patricios el evento “Igualdad de género en el mercado de trabajo de la Ciudad de Buenos Aires. El progreso de las mujeres en la Ciudad: diálogo público-privado para la igualdad de género en el mercado de trabajo”.

En la página web de inscripción se explica que: “compartiremos desafíos y soluciones efectivas para lograr mayores niveles de igualdad en: Participación laboral / Puestos de decisión / Brecha salarial / Conciliación trabajo-vida familiar / Mujeres emprendedoras”.

Descontando el hecho de que lxs expositorxs sobre la igualdad de género laboral eran en su mayoría varones, funcionarios del gobierno y CEOs de empresas, cabe preguntarse cómo piensan implementar esas “soluciones efectivas” en una Ciudad cuyo gobierno adscribe a las políticas neoliberales, que destinan cada vez menos recursos a la salud, la educación y la seguridad social de los sectores más vulnerables, lo cual repercute directamente en la realidad de las mujeres, que son quienes realizan mayormente las tareas de cuidado que el Estado abandona. En una Ciudad donde cada vez hay más personas viviendo en la calle y más desocupadxs. Y dicho, cuando hay crisis y ajuste, las mujeres son las primeras despedidas.

El caballito de batalla de las “mujeres emprendedoras” quizás sea a lo que se refieren cuando hablan de “soluciones efectivas”. Solución efectiva para los empresarios y para el Gobierno quizás, porque detrás de este concepto se esconde la precarización laboral, donde no hay empleadores que tengan que pagar un salario, aguinaldo ni obra social, ni licencia por embarazo, por parto ni por cuidado de enfermos de la familia (tarea que, como dijimos, recae mayormente en las mujeres).

Un proyecto de Ley para la creación de un Sistema integral de Cuidados en la Ciudad de Buenos Aires

Un cariz muy diferente tuvo el encuentro que se dio el mismo 5 de junio por la tarde en la sede de la Asociación del Personal Aeronáutico (APA). El legislador de la Ciudad Carlos Tomada dio a conocer su Proyecto de Ley para crear un Sistema integral de cuidados de la Ciudad de Buenos Aires, junto a varias dirigentes y secretarias de Género de sindicatos. Las trabajadoras estuvieron ampliamente representadas también entre el público.

El proyecto, que ya fue presentado en la Legislatura Porteña, en su artículo 2° establece que “se reconoce el valor económico, social y cultural de las tareas de cuidado, su impacto en la distribución desigual entre los géneros del mercado laboral, y su importancia en el camino hacia el pleno goce de la ciudadanía y el bienestar de la población”.

Tomada aclaró que, más que una ley, el proyecto se piensa como un sistema. “Estamos hablando sobre todo del rol del Estado; cuando hablamos del trabajo de cuidado estamos hablando de un rol social que hoy está desigualmente distribuido. Por empezar porque recae básicamente sobre la espalda de las mujeres. Entonces hablamos del Estado en su rol de organizador, regulador y facilitador del sistema de cuidados”.

Vanesa Siley, diputada nacional y secretaria general del Sindicato de los Trabajadores Judiciales de CABA, hizo mención a la moratoria previsional implementada durante el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner para quienes no habían podido realizar sus aportes jubilatorios. Conocida popularmente como la “jubilación de amas de casa”, porque el 86% de las beneficiarias son mujeres, significó una forma de reconocimiento de ese trabajo no remunerado, o ni siquiera considerado trabajo, que realizan las mujeres, además de permitir la jubilación de trabajadrxs informales, y aquí también la mayoría está conformada por mujeres.

El presidente Mauricio Macri, siguiendo las exigencias del FMI, anunció el final de estas moratorias para el mes de julio. Siley contó que ese mismo día habían presentado junto a la diputada Luana Volnovich un proyecto de ley en el Congreso Nacional para que “volvamos a tener este sistema previsional que nos incluya a todas las trabajadoras; porque trabajadoras, efectivamente, somos todas: en la casa, en relación de dependencia y en la economía popular también.”

Participaron también de la presentación del proyecto del sistema de cuidados Susana Benítez, del Sindicato Argentino de Televisión (Satsaid) y Mónica Ameneiros, secretaria de Género de APA, quienes explicaron desde la realidad que se vive día a día en sus lugares de trabajo, los avances y retrocesos en la participación de las mujeres en la actividad gremial, así como la importancia de una distribución equitativa de las tareas de cuidado.

 

Algunos detalles del proyecto de ley para la conformación del Sistema integral de cuidados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires

En su artículo 2 (“Definición”) dice: “El cuidado es un derecho y una función social, compuesto por todas aquellas acciones y tareas destinadas a la satisfacción de necesidades de las personas que no puedan procurarse las mismas por sus propios medios, provistas por otros sujetos, instituciones, agencias o grupos de personas. Constituye un modelo solidario y corresponsable entre familias, Estado, comunidad y mercado.”

En el artículo 6 (“Población destinataria”): “La población destinataria del Sistema Integral de Cuidados está compuesta por la infancia (de 0 a 13 años), las personas con discapacidad en situación de dependencia y los adultos mayores en situación de dependencia, pudiendo ser el estado de dependencia permanente o transitorio.”

Más adelante establece que se creará una línea de subsidio “a los efectos de garantizar la prestación de cuidados a la población destinataria de la presente ley que no cuente con los medios suficientes para procurar el pago de la misma”.

Habrá además un Registro de Prestadores/as de Cuidados y será un requisito para inscribirse, contar con una capacitación mínima.

El Estado estará presente como regulador, organizador y facilitador de este sistema integral de cuidados.

Mujeres ante la crisis: ¿endeudarse para vivir?

INVESTIGACIÓN

Este cuadernillo intenta ser un aporte en la visibilización de un fenómeno que ya es parte de las estrategias de los sectores populares para reproducir sus vidas. Pedir un préstamo y contraer una deuda no tiene ya como destino refaccionar la casa, comprar un electrodoméstico y menos aun, renovar una máquina del emprendimiento productivo familiar, sino atender la subsistencia misma de la familia: alimentos, útiles escolares, cargar la SUBE, pagar la luz o la garrafa de gas.

El endeudamiento de los sectores populares con el propósito de cubrir la reproducción cotidiana está básicamente en manos de las mujeres en concordancia con los roles de género socialmente asignados, y es una situación que requiere ser abordada con una mirada feminista.

Estudios socioeconómicos se complementan con un trabajo de campo realizado durante los meses de marzo y abril de 2019 en una villa de la Ciudad de Buenos Aires y en un barrio del partido de Moreno del conurbano bonaerense, con mujeres de hogares en torno a la línea de indigencia, en situación de pobreza estructural y mujeres en torno a la línea de pobreza, pobres y clase media empobrecida.

La investigación fue realizada con el apoyo de Fondo de Mujeres del Sur y Liderando desde el Sur para el proyecto Equidad de género con justicia económica.

El cuadernillo se puede descargar gratuitamente aquí

28M: Un nuevo martes verde

El aborto legal, seguro y gratuito es justicia social
Argentina: el reclamo por el aborto

En el Día Internacional de Acción por la Salud de las Mujeres se presenta en el Congreso el Proyecto de Ley de Interrupción Voluntaria del Embarazo.
Para acompañar esta acción, la marea verde volverá a las calles, con actos de apoyo en toda Latinoamérica.
2019¡¡Que sea ley!!

Si hablamos de violencias de género, en Argentina, el derecho al aborto legal, seguro y gratuito es una deuda pendiente. Y no solo es violencia por la imposición de una decisión sobre el deseo y el cuerpo de otras, sino también por motivos económicos y sociales.

El aborto es un hecho. Existe. Se realizan cerca de 500.000 por año. El aborto clandestino es la principal causa individual de mortalidad en mujeres embarazadas.

Acceder a un aborto en condiciones de mediana seguridad es caro, y si bien todas corren riesgos, las que mueren son mayormente quienes tienen menos recursos económicos.

Detrás de las barreras que impiden acceder al aborto se esconde un negocio millonario en el que se juegan poderosos intereses.

En el país, 3000 niñas y adolescentes son madres anualmente. De esos casos, 8 de cada 10 son embarazos no deseados.

Y nuevamente, las jóvenes de sectores populares son las que llevan la peor parte, ya que deben relegar su formación y trabajo para dedicarse a las tareas de cuidado.

La negación del acceso al aborto legal, seguro y gratuito es un mecanismo de reproducción de la desigualdad.

El aborto legal, seguro y gratuito es justicia social.

Horarios de marchas y pañuelazos en Argentina hoy:

CABA: Congreso Nacional. 17 hs

Bahia Blanca: Plaza Rivadavia. 17 hs.

Rosario: Facultad de Humanidades 16 hs

Cordoba: Museo de antropología 17 hs

Jujuy: Plaza Belgrano 17 hs

Mendoza: Plaza Independencia de 17 a 20

Salta: Plaza de la Legislatura, desde 16.30 hs

Bariloche: Onelli y Moreno 17 hs

Viedma: Plaza Alsina 18 hs

Cipoletti: Irigoyen y España 18 hs

Gral. Roca: Av Roca y Tucumán 17.30 hs

 

Una mirada feminista sobre una región convulsionada

LECTURAS

Las feministas no nos callamos más. Y este libro es prueba de ello. Con los recursos de la teoría feminista y la economía feminista, nos proponemos identificar y poner en evidencia la trama que se genera entre la geopolítica y la economía global con los mandatos del patriarcado, que pretenden confinar a las mujeres en una posición desventajosa, subordinada y amenazada.
«América Latina; una mirada feminista sobre una región convulsionada» reúne voces de feministas provenientes de distintas prácticas, experiencias, organizaciones y países, de diferentes sectores de actividad y con prioridades de agenda diversas para potenciar una denuncia clara y contundente frente a las opresiones capitalistas y patriarcales, contra las que nos rebelamos y luchamos.

La Red de Género y Comercio viene desarrollando una serie de acciones para trazar puentes y develar las conexiones entre modelos de desarrollo, movimientos del capitalismo financiero o decisiones de los acuerdos comerciales, y las vidas cotidianas en las familias, las comunidades y los ámbitos laborales.

Compilado por Norma Sanchís, pueden encontrarse allí textos de Mariama Williams, Mónica Peralta Ramos, Graciela Rodríguez,  Marilin Cañio,  Mónica Vargas, Cecilia Alemany, Verónica Serafini, Sandra Quintela, Alma Espino, Estela Díaz, Sofía Scasserra,  Gabriela Nacht y Violeta Boronat Pont,  Mônica Francisco, Ana Falú, Luci Cavallero, María Pía López y Lana de Holanda.

Fue realizado con el apoyo de Fondo de Mujeres del Sur y Liderando desde el Sur para el proyecto Equidad de género con justicia económica.

El libro se puede descargar gratuitamente aquí

Observatorio de ODS

 

CIEDUR y la Red Género y Comercio ponen a disposición del público en general el Observatorio de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS)* con enfoque de género para los países del Mercosur.

El Observatorio

El Observatorio forma parte del Proyecto «Justicia económica con equidad de género», realizada con el apoyo financiero de Liderando Desde el Sur y Fondo de Mujeres del Sur Fondo Fms.

Contiene información actualizada a marzo de 2019 sobre el ODS 5 “Lograr la igualdad de género y empoderar a todas las mujeres y las niñas”. Fue realizado en base a información oficial que estaba dispersa en distintos sitios web y ofrece una mirada crítica al avance en las metas planteadas.

Algunas observaciones:
  • Solo Uruguay reconoce que cuenta con marco jurídico para promover, hacer cumplir y supervisar la igualdad y la no discriminación por motivos de género.
  • A pesar de ser un flagelo social, no hay información sobre violencia de género. Sólo Uruguay informa el porcentaje de mujeres que han sufrido violencia: 17,9% de las mujeres que han tenido pareja y es más frecuente entre las menores de 35 años (cerca del 30%).
  • Brasil y Paraguay son los países con niveles más elevados de matrimonio infantil (menores de 15 años). En Brasil es 5,9% (2013) y en Paraguay es 3,6% (2016). El promedio para América Latina es 6,8%.
  • La tasa de embarazo adolescente de los países del Mercosur y América Latina es similar y una de las más altas del mundo: se ubica en 64-68 por cada mil mujeres de 15-19 años.
  • Las mujeres realizan el triple o más del trabajo necesario para el mantenimiento y reproducción de la vida humana.
  • Cerca del 40% de las bancas parlamentarias son ocupadas por mujeres en Argentina, en Uruguay solo 20%, en Paraguay el 14% y en Brasil, 11%.
  • La participación de mujeres en cargos directivos es del 40% en Brasil. En Argentina y Uruguay, del 30-33%.
  • Las mujeres argentinas tienen menor acceso al uso de métodos anticonceptivos y mayor demanda de planificación familiar insatisfecha, lo que significa un menor ejercicio de los derechos de salud sexual y reproductiva.
Aportar datos al Observatorio

Aspiramos a incluir los sitios web e informes que elaboran las organizaciones de la sociedad civil sobre la temática. Participar

 

* Los 17 ODS (Objetivos de Desarrollo Sostenible) conforman un conjunto de objetivos globales adoptados en 2015 por los países de la ONU para erradicar la pobreza, proteger el planeta y asegurar la prosperidad para todos como parte de una nueva agenda de desarrollo sostenible. Cada objetivo tiene metas específicas que deben alcanzarse para el 2030.

A un año del asesinato de Marielle

Se cumple un año del asesinato de Marielle Franco y de Anderson Gomes.

Foto: Amanhecer na Lapa-Rio de Janeiro.
Crédito: Clarisse Lissovsky

Novedades en el caso

Hace un año exactamente Marielle Franco, legisladora de Río de Janeiro por el Partido Socialismo y Libertad, mujer negra, lesbiana, de la favela, comprometida con los derechos humanos y que había denunciado la militarización de la ciudad así como los asesinatos de jóvenes negres en las favelas, era asesinada a tiros mientras viajaba en auto. Junto con ella fue asesinado también Anderson Gomes, su chofer.

Con motivo de este primer aniversario se esperan manifestaciones y acciones en ciudades de Brasil y de todo el mundo. Es llamativo en este contexto el anuncio de novedades en el caso tan solo dos días atrás.

Se trata de las detenciones de Ronnie Lessa y Elcio Vieira de Queiroz, dos ex sargentos de la Policía Militar en Río de Janeiro, por ser los presuntos responsables del asesinato.

Los dos ex sargentos, además, han sido señalados como miembros de la milicia Escritório do Crime (Oficina del crimen). Las milicias son grupos paramilitares que actúan en las favelas haciendo negocios ilícitos y no tanto (se han metido en las empresas de servicios, por ejemplo) y que gozan de cierta legitimidad. Cinco miembros de ese grupo acusaron a Lessa de haber sido el autor de los disparos. Veira de Queiroz, que fue expulsado de la policía militar, está señalado como el conductor del vehículo.

Los investigadores sostienen que el crimen fue preparado durante tres meses.

Mónica Benicio, compañera de Marielle, junto con otres familiares y compeñeres, exigen que se investigue quién mandó matar a Marielle y por qué.

«Coincidencias» con Bolsonaro

La fiscalía que investiga el caso considera simplemente como coincidencias algunos hechos que relacionan a estos sospechosos con el presidente Jair Bolsonaro:

Lessa vive en Río de Janeiro, en el mismo condominio de alto poder adquisitivo donde Bolsonaro tiene un departamento y vivió hasta su asunción.

Uno de los hijos de Bolsonaro fue novio de la hija de Lessa.

Veira de Queiroz aparece en una foto abrazado al presidente.

Un tercer sospechoso, el ex capitán Adriano Magalhães, que se encuentra prófugo, también está relacionado con la familia del presidente: su esposa y su madre trabajaron hasta 2018 con Flavio Bolsonaro, cuando era diputado estadual.

A un año del asesinato: ¡Marielle Prensente!

A un año del asesinato, se esperan actos y manifestaciones en todas las ciudades de Brasil y en todo el mundo. Marielle continúa presente en las calles, en cada habitante de las favelas brasileñas.

HOME2019

 

8M: ¡Las feministas paramos!

El 8 de marzo

El Día Internacional de la Mujer Trabajadora, que actualmente se celebra el 8 de marzo fue, desde principios del siglo XX, una jornada de huelga, lucha y protestas para exigir mejores condiciones laborales para las mujeres. A partir de 1911 se conmemoró además la muerte de 123 obreras textiles, la mayoría inmigrantes, en el incendio de una fábrica en Nueva York.

Hace unos pocos años, en esta parte del mundo, el 8 de marzo volvió a ser un día de paro. El movimiento feminista recuperó esa tradición al aunar las reivindicaciones de igualdad de géneros, la lucha contra las violencias y las demandas laborales y económicas.

La huelga es la herramienta histórica de les trabajadores para exigir justicia. La detención de la producción sirve para demostrar lo imprescindible que es esa producción para el sistema. Es un derecho garantizado por la constitución nacional.

Primer paro en Argentina y la proyección internacional

A un año de la primera marcha masiva de Ni Una Menos (3/6/2015), y a raíz de la violación y asesinato de Lucía Pérez en Mar del Plata, se realizó el Primer Paro Nacional de mujeres, lesbianas, travestis y trans. Fue el 19 de octubre de 2016.

El 8 de marzo de 2017 se realizó el primer Paro Internacional, con réplicas en numerosas ciudades del mundo. A partir de entonces el Paro se repitió cada 8M y hoy se realiza en 60 países.

 

¿Por qué paramos?

Paramos para exigir justicia y visibilizar las violencias de todo tipo a las que nos vemos sometidas las mujeres y disidencias sexuales:

  • Contra la violencia de género en todas sus manifestaciones

  • Contra los femicidios y los crímenes de odio

  • Contra todos los fascismos

  • Contra el racismo

  • Contra las políticas neoliberales de ajuste, que nos empobrecen y endeudan

  • Contra el saqueo de nuestros cuerpos y territorios

  • Contra la justicia patriarcal

  • Por un reparto justo del trabajo de cuidado

  • Por el aborto legal, seguro y gratuito

  • Por el cupo laboral trans

  • Por una ley de equidad de géneros en el trabajo

Paramos para demostrar que el mundo capitalista produce gracias a nosotras.

Nuestra sociedad funciona en base a una gran injusticia: en la división sexual del trabajo, las mujeres somos las que nos ocupamos mayormente de los cuidados del hogar y la familia. Cuando ese trabajo se contrata en el mercado, debe pagarse. Cuando lo realizamos las mujeres en casa, es invisibilizado y no remunerado. Pero crea riqueza y permite que toda la economía de un país funcione.

Por eso decimos ¡si nosotras paramos, se para el mundo!

En América Latina, las mujeres trabajan entre 20 y 30 horas semanales más que los hombres en las tareas reproductivas y de cuidado, condicionando así profundamente su desempeño en el trabajo remunerado, ya que tienen menos tiempo disponible para ello.

En nuestro continente la proporción de mujeres empleadas en el mercado laboral es del 56%. La de los hombres es del 85%.

Los trabajos a los que accedemos las mujeres son más precarios, informales y peor remunerados que los varones.

De todas las ocupadas en América Latina, 15,5% se emplea en el servicio doméstico, que generalmente se remunera con el menor salario, y muchas veces no está registrado.

Cobramos el 78% del salario que reciben los hombres, sufrimos la desocupación en mayor proporción que los varones, y somos las primeras despedidas en épocas recesivas y de ajuste.

La situación se agrava cuando se trata de lesbianas, travestis y trans.

Por eso las feministas reclamamos una Ley de equidad de géneros en lo laboral que sea antidiscriminatoria y que equipare salarios y días de licencia, entre otros aspectos.

 

Las desigualdades de género son funcionales a la estructura del capitalismo

Porque tiende a la baja del salario general. Además, los grandes contingentes de mujeres incorporados al mercado de trabajo a bajo costo, son un incentivo utilizado por muchos países para convocar inversiones.

En muchos casos, se crea una maquinaria de empleo de mujeres en condiciones precarias que implica desplazamientos desde sus comunidades a los centros de producción. Esto destruye los tejidos sociales y agudiza la vulnerabilidad de las mujeres que, desprovistas de las redes de contención familiares, se ven expuestas a todo tipo de violencias, hasta la más extrema que es el femicidio (como es el caso de las maquilas en México y Centroamérica).

Ante la crisis y la inflación, en los sectores populares, las mujeres somos las que mayormente nos endeudamos para financiar las economías familiares y el consumo diario de alimentos. El endeudamiento a través de microcréditos y sistemas informales de préstamo a altas tasas de interés nos convierte en deudoras. Para garantizar el pago de esa deuda enajenamos nuestro trabajo futuro, cuando no nuestra vida y nuestro cuerpo, y nos vemos sometidas a todo tipo de violencia.

Las mujeres experimentamos la pobreza de manera diferente que los hombres: estamos expuestas a violencias de todo tipo y asumimos el mayor costo humano de la trata de personas.

Argentina: el reclamo por el aborto

Si hablamos de violencias, en Argentina, el derecho al aborto legal, seguro y gratuito es una deuda pendiente.

El aborto es un hecho. Existe. Se realizan cerca de 500.000 por año. El aborto clandestino es la principal causa individual de mortalidad en mujeres embarazadas.

Acceder a un aborto en condiciones de mediana seguridad es caro, por eso las que mueren son quienes tienen menos recursos económicos.

Las barreras para acceder al aborto son un mecanismo de reproducción de la desigualdad. Detrás de ellas se esconde un negocio millonario en el que se juegan poderosos intereses.

En el país, 3000 niñas y adolescentes son madres anualmente. De esos casos, 8 de cada 10 son embarazos no deseados. Y nuevamente, las jóvenes de sectores populares son las que llevan la peor parte, ya que deben relegar su formación y trabajo para dedicarse a las tareas de cuidado.

El aborto legal, seguro y gratuito es justicia social.
La responsabilidad de los gobiernos

Las decisiones de los gobiernos tienen mucho que ver con la situación desigual de las mujeres.

Las políticas de libre comercio que destruyen las industrias nacionales y las economías regionales, junto a las políticas de ajuste y privatización generan desempleo. Y son las mujeres y los colectivos más discriminados (lesbianas, trans, travestis, transexuales, migrantes, negres, campesines, indígenas), los más afectados.

Las políticas neoliberales que retiran al Estado de las tareas de cuidado (salud, educación, etc.) hacen que estas recaigan mayormente sobre las mujeres.

Paradójicamente, estos gobiernos (y los organismos multilaterales que integran, como la OMC o el G20) han incorporado una retórica que habla de “inclusión”, “empoderamiento” e “igualdad de género”. A menudo propician ciertos tratados con la excusa de que “será bueno para las mujeres” (es el llamado pink washing o lavado rosa). Sin embargo, sabemos que ningún acuerdo que sea inequitativo o injusto para las mayorías populares, será bueno para las mujeres, aunque tenga una cláusula de género.

Y prueba de que se trata de una mera retórica es el hecho de que son esos mismos gobiernos que hablan de inclusión los que avalan la discriminación de género, étnica y racial, que se traduce en la persecución y responsabilización por diversos males a les migrantes, la condena a quienes no cumplen con la norma heterosexual, el enfrentamiento a la lucha de las mujeres por la igualdad de género y el derecho a decidir.

Hay también un intento de apropiarse del lenguaje y banderas de lucha feminista para transformarlos en una agenda de género vacía de contenido. Una agenda que dice que los femicidios son una cuestión de inseguridad, para nada relacionados con la discriminación y violencia económicas que sufrimos las mujeres, lesbianas, travestis, trans.

Pero el movimiento feminista resignificó el concepto de violencia, así como resignificó la idea de un trabajo que produce valor y uno que supuestamente no.

Y tomó las calles contra todos los tipos de violencia, los abusos, los femicidios, la desigualdad laboral, el endeudamiento, el trabajo no pago y la apropiación de nuestro lenguaje, que también es un tipo de violencia.

Las feministas damos nuevos significados al valor del trabajo y al sentido del paro
¿En qué consiste el paro?

El paro es el cese de tareas de todo tipo, ya se trate de trabajo pago como no pago.

Las modalidades son diversas, de acuerdo a las posibilidades de cada una. Pero sin duda es un día para comunicar y hacer visibles todas estas injusticias.

Quienes no pueden suspender el trabajo por algún motivo, hablan con sus compañeres acerca de cuánto se depende de ese trabajo.

En las casas, conversan con la familia y proponen que otros familiares realicen las tareas de cuidado.

Descargar folleto aquí

La Red de Género y Comercio reúne a mujeres latinoamericanas interesadas en investigar y difundir los efectos diferenciales de las políticas económicas y los acuerdos comerciales, y los intereses que motorizan las corporaciones transnacionales y otros actores económicos y sociales en la región.

Envianos un Mensaje